Resumen Sant Silvestre Barcelonesa 2016

sansil2016_metaLlegó la última carrera del año y esta vez la Sant Silvestre era la octava vez que participaba. Quería cerrar el año con pocas expectativas de hacer una buena marca, la llegada de dos niñas y la reducción de sueño y tiempo para entrenar, tan solo un día por semana y sin ningún tipo de especialización de lo que sería la carrera. Así que días antes me propuse el objetivo de rebajar los 45 minutos que no seria uno de mis mejores tiempos pero si uno de mis objetivos al haber llegado a los 47 y 46 como mejor tiempo en los entrenamientos.

Con el objetivo de los 45 minutos y sin mucha presión tan solo de aguantar los ritmos que había estado entrenando me mentalicé en realizar una salida tranquila a 4:30min/km y a partir de aquí ir ganando velocidad hasta el último kilómetro que sería por debajo de los 4min/km.

Llegué a Sant Cugat y me fue fácil aparcar, con algo de tiempo me puse a pasear para ver como siempre el ambiente por las zonas más cercanas del recorrido y estirar las piernas. Allí me encontré con Jaume Leiva un corredor Élite y a falta de quince minutos me situé en la salida sin casi calentar, tan solo unos saltitos. La salida estaba distribuida por cajones de diferentes coloreas según el tiempo marcados en el dorsal, los rojos eran los primeros, los amarillos éramos los siguientes y el resto en el azul. Me situé y cuando levantaron la separación estaba a esos metros del arco de salida.

sansil2016_salidaDieron la salida y la primera parte salí bastante fuerte, no quería cansarme pero estaba por debajo de los 4min/km, ritmo que me hizo llevar en toda la carrera la idea que en un momento u otro mi cuerpo diría basta y mi ritmo sería ritmo de tortuga. Durante el primer kilómetro teníamos toda la anchura del a carretera y eso estaba bien, era un grupo muy numeroso y en el KM2 de repente sin motivo las vallas estrechaban la calle, momento de desconcierto donde tropezábamos, chocábamos y teníamos que disminuir el ritmo al no caber. Al girar hacia la rambla Celler todo volvía a la normalidad y el recorrido empezaba subir hacia el Monasterio y el ritmo era mas bajo pero era muy bueno.

Hicimos los sube y bajas del Passeig Macíà que llevan al Monasterio y tenia la sensación de que lo estaba dando todo y que las fuerzas fallarían pero seguí con la idea de mantener el ritmo. Llegado al Monasterio el publico era muy denso desde kilómetros atrás y esa zona estaba muy húmeda por la humedad y resbalaba, miré el reloj y pasaban pocos segundos de los 12 minutos. Allí vi a uno de los corredores muy típicos de cada año, un corredor de dos metros de pelo largo y perilla al muy estilo Kuprica, que veía cada año en los primeros puestos y fui alcanzando y superando progresivamente al llegar a la calle de subida Rius i Taulet.

Esa subida la hice sin pensar a un ritmo suave y sin darme cuenta ya estaba bajando por Lluis Companys que me llevaba al cruce de vias donde pasamos bajo las vias que se dirigen a Terrassa y Sabadell girando por el Camí de Can Gantxet, mi gran Muro. El KM6 donde siempre me viene el bajón, aunque sea en la Media Maratón, ese tramo es el decisivo.

Estaba recorriendo los últimos metros de la bajada antes de pasar por debajo de los puentes de las vias e iba pensando que tenia buenas sensaciones, iba fuerte pero no me venia abajo, la larga recta llegaba casi hasta el final y me adelantaban tantos como yo iba superando incluso pude poner un punto más de velocidad. Me sentía realmente bien.

Cogimos la subida y como va siendo costumbre en las últimas sant silvestre en el KM6,5 estaba el avituallamiento, en rampa con apenas una o dos personas que no dieron a basto. Yo me había mentalizado en no utilizarlo, porque no era necesario seguramente y porque el año anterior me estropeó no solo la carrera sino mejorar mi marca personal. Así que este no lo cogería y no hubiese podido porque no había gente para repartir, y eso que éramos pocos.

Especial San Silvestre Barcelonesa Sant Cugat 2016 – Sant Cugat TV

Sant Silvestre 2016

Subimos a la parte superior donde dos largas rectas en la frontera con Valldoreix dan un poco de respiro aunque en el penúltimo giro dos corredores se me cruzaron por atajar por la acera, casi caigo haciéndome hacer una curva muy exagerada, eso me llenó de rabia y me hizo apretar.

Las fuerzas ya escaseaban pero aguantaban lo suficiente para llegar al KM8 donde la subida al campo de Golf era el último esfuerzo de subida. En el 8,2 como siempre estaban los vecinos de la zona que cada año y encada carrera salían a animar, este año con una pancarta enorme. Pensando ya en la bajada que nada mas cogerla intenté rebajar el ritmo hasta los 4min/km.

Nunca llegaba el KM9 pasaban los minutos, el 35, el 36 y la ilusión de una gran marca sumándole 4 minutos ese último kilómetro hasta que llegó cerca del 37 y cogiendo un ritmo más rápido. En esto que el gran corredor de dos metros me superó y eso ayudó a coger su estela y seguir su ritmo. Había recuperado muy bien y yo me propuse seguirlo y tenerlo como referencia.

Ya prácticamente sin fuerza llegó la recta de meta pero el ambiente, la meta y el tiempo a conseguir te da un poco de fuerza para arrancar de nuevo y darlo todo. Hasta el 41:38 (41:40 en el marcador) que con gran alegría saboreaba en la alfombra situada bajo el arco de meta.

La canción vinculada a esta carrera  no es ninguna en concreto pero a destacar la canción que sonaba en la misma salida que se puede escuchar en el video.

Track GARMIN EVENTOThis Girl – Kungs vs Cookin’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>