Resumen Cursa de Badia 2018

Cursa Badia MetaDespués de bastante tiempo con pocos entrenamientos vino unas semanas en las que gripe y bronquitis que tuvieron parado y con fiebre. Tras la vuelta, momento en que podía ampliar mis entrenamientos noté un bajón de rendimiento elevado.

Así que tras un entrenamiento de prueba donde con 46 altos marqué el objetivo de bajar de 45. Era un objetivo bastante sencillo y muy bajo para mi pero las circunstancias así lo pedían. Como la carrera era muy cerca de casa me centré en hacer el calentamiento idóneo.

Y así fue, una hora antes mientras montaban los avituallamientos y la salida salí para estirar las piernas y despertarlas, ver como estaba el recorrido y adaptarme a la temperatura. Media hora antes me deshice de la chaqueta y comencé a calentar así hasta diez minutos antes en los que dejé la camiseta de calentamiento en el buzón y me fui para la salida. Allí encontré mis antiguos compañeros del Triatlón de Badía, los que hacían la carrera y los que colaborativamente hacían el seguimiento de los primeros clasificados.

Como el día anterior el día se preveía lluvioso pero no había llovido apenas ni durante la noche ni el día anterior. Tomamos la salida nublado y tras el pistoletazo salí por la primera recta y la bajada que llevaba a la parte baja de Badía. Allí ya habían puesto tierra de por medio el primer grupo, yo a un ritmo de 3’50 mantuve el ritmo detrás de un corredor de verde de Castellar y delante de dos de negro. Iniciando la subida del segundo kilómetro el ritmo era bueno incluso al llegar al tercero en la bajada hacia el río.

Cursa Badia Salida

Colocándome en la salida

Tras llegar al lateral de tierra del río empezaron a caer alguna gota pero todo parecía unas gotas pasajeras. Terminado el río subí por las afueras del municipio hasta la parte superior y ahí ya fui dejando metros al corredor de Castellar. Alcanzado por lo dos chavales de negro, las gotas se intensificaron en el cuarto kilómetro hasta que empezó a llover. me dejé alcanzar por los dos corredores de negro y me puse detrás poco después apareció Raul Ruiz amigo del Triatlón Badía y me acompañó en la bajada hacia el centro que daba al KM5, mientras nos alejábamos de los dos chicos de negro y la lluvia caía con mas fuerza.

Volvimos a la primera bajada para empezar la segunda vuelta y Raúl se distanciaba, a lo lejos el de Castellar y en la subida hasta el avituallamiento la lluvia ya era bastante fuerte. El recorrido volvía a subir para bajar al río en el KM7. La lluvia era torrencial cuando terminaba de pasar por el rió y subía nuevamente por las afueras. La lluvia era incomoda, los de negro se alejaban y Miguel y Rubén del Triatlón de Badia nos adelantaban.

Cursa Badia Salida

Esperando la salida

Ya quedaba menos en la parte superior pasando el KM9, era bajada y solo podías pensar en la que nos estaba cayendo. Como en la mayoría del recorrido iba prácticamente solo, tras terminar la bajada quedaba las últimas calles que subían a la meta, pisando el asfalto anegado del agua torrencial que nos estaba cayendo.

Detrás tenía a Adrián director del departamento de natación de Badia y que no consiguió alcanzarme, terminando con un 44’47. El peor de los resultados de los últimos 4 años, pero era una mala marca pero de esperar. Había bajado del 45 y me servía para seguir mejorando de nuevo. Suerte que a pocos metros tenía mi casa y una ducha para desincrustar la ropa empapada y no resfriarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>