Final Cap d'Any Race VirtualEste 2020 ha sido un año diferente, tanto en la vida cotidiana como en la deportiva. Muchos hemos tenido que empezar de cero, después de 10 años desde que empecé por última vez es una tarea dura. En este 2020 en el que mi calendario de carreras empezaba en abril, antes de la pandemia no había hecho ninguna carrera lo que hace que no tenga ninguna carrera oficial, solo un par de Virtuales como la Cap d’Any Race Virtual.

Aunque me había empezado a entrenar en montaña y cargado de desnivel las piernas, aún tenía ritmo para mejorar la anterior marca.

Como todo tiene su parte positiva y su parte negativa. Puedes diseñar tu propio trazado aunque algunos tengamos que diseñarlo con algo de desnivel, también tenemos que convivir con el tráfico tanto automovilístico como peatonal, hasta el aéreo como ha sido mi caso, pasando bajo un par de avionetas que aterrizaban. Se pierde el calor de la gente, la competitividad o motivación de alcanzar y no ser alcanzado, se pierden las referencias que muchas veces te empujan. No era una carrera para ir a por el mejor tiempo, al no ser oficial y el objetivo estaba en un ritmo de 4:20.

El recorrido con varias rectas, con algo más de bajada que de subida, dos giros de vuelta y el final en un final de calle que debía cuadrarme para no quedarme a las puertas de la distancia.

El recorrido daba comienzo al final de la recta que separa Barberà del Valles de Badia del Valles y enseguida giraba la manzana por la calle paralela que bajaba durante el primer kilómetro. La calle acababa en la unión de la calle anterior pero esta vez subía por la parte de Badia hasta las afueras.

Dorsal Cap d'Any Race VirtualEn la gran rotonda finalizaba el segundo kilómetro, una bajada hasta el río Sec con un fuerte viento de cara, que continuaba nuevamente en línea recta con una ligera pendiente de subida en paralelo del río por la zona de Sabadell. El ritmo de ascenso era algo inferior pero rápido, tras la pequeña subida a la altura de la gasolinera daba media vuelta llegando al 4KM realizando en camino de vuelta hasta cruzar el río nuevamente.

En el KM5 volvía a ascender hasta la gran rotonda a un ritmo más lento pero aun buen ritmo mientras un pequeño dolor en la espalda me impedía ir tranquilo. Hasta entonces cumplía el tiempo deseado. El inicio del kilómetro 5 marcaba el 21:31 a diferencia del 21:38 planificado. Parecía que los tiempos se iban cumpliendo.

El sexto kilómetro se cumplía a un ritmo medio de 4:28, tomaba la dirección del Aeropuerto de Sabadell bajo el aterrizaje de una avioneta. El kilómetro 7 transcurría en paralelo a las pistas de aterrizaje, con una leve cuesta que se atragantaba a un ritmo de 5 y que provocó que durante ese quilómetro con una leve pendiente no consiguiese bajar de 4:50. Entre ruido de turbinas y olor a combustible llegaba al final de la recta para realizar el camino de vuelta.

Dorsal Cap d'Any Race VirtualQuedaban tres kilómetros y debía realizas una media de 4:15 si quería acabar con una media de 4:20, que era el objetivo. Volvía en paralelo al aeropuerto esta vez de bajada a 4:19. El penúltimo kilómetro empezaba bajo las alas de una nueva avioneta que estaba a punto de coger tierra hasta la entrada de Barberà en una media de 4:13.

Pero el último kilómetro en un último esfuerzo no solo me hacía estar pendiente del ritmo y el tiempo sino de la distancia pues el final era una calle final por lo que me quedaría cortado o tendría que hacer metros de vuelta. Tras realizar la misma recta del KM1 en el kilómetro 10 una recta que se cortaba por el paso de la autopista por lo que la calle hacia su fin metros antes me hizo dar una vuelta a la rotonda y girar en una calle para ampliar la distancia.

Finalmente sin atender el ritmo y ya sin asfalto llegaba al KM10 a una media de 4:21 a escasos segundos del objetivo con un kilómetro final de 4:06. Con un tiempo total de 43:34 sobre el objetivo de 43:19.